Avatar de ArtAres

por

Los murder

Publicado el 14 enero, 2016 en Relatos individuales

Son las dos de la mañana y el silencio reina junto con la oscuridad en la casa de los Murder, una pequeña familia con un trágico pasado, pues después de haber perdido dos niños, lograron concebir al pequeño Jack. Tan sólo tiene un año de nacido pero su cabello es blanco y piel de leche. Ojos negros difíciles de olvidar.Complexión extremadamente delgada y mejillas rojizas. Un tanto peculiar.

Lo extraño de todo esto, era el parecido con los padres. No existía tal semejanza. Ambos piel blanca con un toque rosáceo por todo el cuerpo. Ella ojos verde miel, él color café. Ambos con una larga cabellera negra y cuerpos fornidos. Samantha y Dade dormían cuando el niño comenzó a chillar. Es normal que los bebés lloren en la noche. La razón puede ser cualquiera pero… ¿Qué haría que un bebé lograra tales alaridos?

Samantha quien parecía ser la primera en despertar, se encontraba sola en la cama. Trató de prender la luz pero el interruptor no funcionaba. Se levantó de la cama y busco la puerta de su habitación. Era un poco lúgubre a causa del decorado rústico que daba un aire aterrador durante aquellas noches. Los ángeles de porcelana que gustaban de coleccionar parecían demonios con la oscuridad que los rodeaba. Salió de la recámara hacia el pasillo que lleva a la habitación del pequeño Jack.

El tiempo pasaba lento y aun cuando estaba corriendo, pareciera que no se estuviera moviendo. Fue una eternidad recorrer aquella pasarela. En ella no había más que un pequeño buro con un florero encima. Contenía rosas negras como las que estaban pintadas a la pared junto a un millar de polillas. Tremenda tortura.

Un dolor agudo recorrió la cabeza y pecho de Samantha al llegar al cuarto de su pequeño hijo. Todos los juguetes estaban tirados por el suelo. La cuna ensangrentada y las paredes azules llenas de un dulce color carmesí, ambos consumidos por la negrura de la noche. El único rastro de luz iluminaba directamente la espalda de Dade que se encontraba en cuclillas aferrado al cuerpo inerte de su bebé. Ensangrentados. Un escenario tan triste para cualquier ser humano. Samantha había perdido la razón. Su sufrimiento se alzó de golpe con aquella imagen tan sádica. Cuando Dade se volvió hacia su esposa, lo que se reflejaba en su rostro no era dolor, sino, miedo. Estaba asustado, aterrado de su esposa que se acercaba con cuchillo en mano…

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 0.0/10 (0 votes cast)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

Puedes usar las siguientes etiquetas y atributos HTML: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>